¿Cómo alcanzar la madurez emocional?



Generalmente se asocia la llegada de la madurez emocional con el paso de los años y el ganar experiencias de vida; sin embargo, estos no son sus únicos indicadores. A veces para avanzar y madurar es necesario aceptar la vida y el mundo tal cual es.

Es preciso mencionar que esta llamada madurez emocional no surge en un abrir y cerrar de ojos, requiere de trabajo, esfuerzo, voluntad y fortaleza para mirar las propias emociones. Para este tipo de aprendizajes no basta con tener un gran intelecto o una excelente capacidad de raciocinio, sino de saber reconocer y manejar las emociones.

Existen algunas prácticas que podrían hacerte lograr la madurez emocional, a continuación las mencionaremos:

  1. Realizar atención plena o mindfulness: Permitirá ser conscientes de las emociones, pensamientos y sensaciones, a prestar atención al contexto que te rodea y adaptarte eficazmente. Las personas que realizan la atención plena gozan de mayor estabilidad emocional, procuran no enjuiciar, practican la compasión y aceptan de una mejor forma los errores y el fracaso.
  2. Aprender de los errores: La aceptación es fundamental para el bienestar emocional y una vida con sentido. A veces, las cosas no salen como se quiere, y en ocasiones esto genera ser muy duros y autocríticos. Con una adecuada madurez emocional, se aprende que el fracaso es una excelente oportunidad para crecer, en este punto se torna importante dejar de lado el perfeccionismo y aceptar que no siempre irá todo bien.
  3. Desarrollo de la asertividad: Cuando se ha alcanzado un adecuado nivel de madurez emocional, las relaciones interpersonales suelen ser altamente efectivas. En ocasiones no se estará de acuerdo con las opiniones de los demás, pero es plausible aceptarlas y decir lo que se piensa sin necesidad de faltar el respeto. La asertividad, como forma de comunicación, hará que se muestre más respetuoso, confiado y seguro.
  4. Conócete a ti mismo: Es fundamental para entender las emociones que se experimenta y así poder regularlas. Para ello, los especialistas sugieren tener un diario de emociones.
  5. Escucha activamente: Poner la oreja cuando alguien está hablando no necesariamente es escuchar, la escucha activa implica en no pensar en lo que queremos decir y atendamos el contenido de la otra persona.
  6. Valida emocionalmente a los demás: Esta actitud se relaciona bastante con la empatía y aceptación de las emociones de los otros.


Otras habilidades que podrías tomar en cuenta para lograr una madurez emocional serían el control de las emociones, priorizar el nosotros en las relaciones interpersonales, saber cuándo es necesario despegarse, dejar el pasado atrás y actuar en lugar de quejarte.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cómo resolver un conflicto con mi pareja

Qué hacer cuando me siento triste